“Primero veamos  las diferencias entre ellos:

 

Originales:

Es el cartucho que vende el fabricante de la impresora.

Es de muy buena calidad y rara vez da problemas.

Por el contra, suelen ser bastante caros.

 

Reciclados:

Son los cartuchos originales que, una vez vacios, se aprovechan para un segundo uso.

Normalmente se aprovecha solo la carcasa exterior del cartucho original.

Son los cartuchos mas Ecologicos porque al aprovechar la carcasa del vacio se evita que este vaya a un vertedero donde tardara 300 años en descomponerse.

En el proceso de reciclaje, se comprueba que no haya algún desperfecto que perjudique su funcionamiento futuro, se cambian todas las piezas que han sufrido desgaste en el primer uso, y se carga con la tinta o toner adecuada para él.

Como la base es el cartucho original, no hay problemas de encaje.

Los reciclados que vendemos nosotros están hechos con componentes de calidad, por lo que la calidad de impresión es alta, muy parecida a la de un original. 

Su rendimiento es bueno, y su precio suele ser a mitad del de un original.

 

Genéricos:

Son cartuchos nuevos, fabricados como compatibles con los originales.

Suelen estar hechos en China, y nunca pueden ser iguales a los originales para no infringir patentes.

Llevan componentes de menor calidad que los originales (aunque cada vez la diferencia se va acortando), por lo que el riesgo de fallo es superior, sobretodo en cartuchos de larga duración (la menor calidad se traduce en un desgaste mas rápido de las piezas mecanizas y encajes).

Su gran ventaja es que son muy económicos.

 

 

EN TOTPRINT SIEMPRE GARANTIZAMOS LA CALIDAD DE TODOS NUESTROS CARTUCHOS, AUNQUE SEA UN GENERICO.

 

Esto quiere decir que si el cartucho que le hemos vendido no imprime, o imprime mal, se lo cambiamos por otro o le devolvemos el dinero.

 

Aconsejamos escoger el cartucho mas adecuado para las necesidades de Calidad y Coste de Impresión de nuestros clientes, y si conseguir su Plena Satisfacción.

 

Nosotros seleccionamos los mejores Reciclados y Genéricos para tu tranquilidad.

 

 

NOTAS DE PRENSA:

 

 

 

 

Existe, todavía, la falsa creencia que un tóner o una tinta reciclada puede alterar el buen funcionamiento de una impresora. Esta creencia  es algo que ya prácticamente ha pasado a ser un mito y que tiene su origen en los inicios del reciclaje, a finales de los 80 y principios de los 90, donde existía poca o ninguna profesionalización en este sector. La excesiva reutilización de componentes del consumible también ha ayudado a esa creencia. Hay que tener en cuenta que las materias primas eran inaccesibles para aquellas pequeñas empresas, ya que los proveedores se encontraban en Asia o EE.UU; con lo que exportar era un hándicap para aquellas primeras pequeñas empresas debido al alto coste económico que les representaba.

A mediados de los 90, empresas de EE.UU especialmente, empezaron a montar almacenes logísticos para abastecer el mercado europeo desde la propia Europa , ésto y la globalización llenaron el mercado de materias primas haciéndolas más accesibles y con un coste menor. Por ello, las empresas pioneras de reciclaje, cada vez montaban en sus cartuchos menos componentes reutilizados y más componentes nuevos. Gracias a esto, se consiguió un avance  cualitativo en el proceso de reciclaje de consumibles que se reflejaba en el buen funcionamiento de los cartuchos en las impresoras. Por otro lado los residuos que se desechaban se gestionaban siguiendo las políticas medioambientales de la zona.

Actualmente los fabricantes de materias primas aportan unos productos totalmente homologados para trabajar en las impresoras recomendadas,  la fabricación del polvo de tóner, tinta y otros componentes se adaptan a los estándares requeridos por los propios fabricantes originales. Incluso, en algunos cartuchos originales, cuando llegan a las plantas de reciclaje de consumibles, podemos observar en ellos los mismos componentes de determinado fabricante de materias primas para el mercado del reciclado”.